Arqueológico


Conocer mejor la vida de nuestros antepasados y reconstruir la historia y las costumbres de los pueblos antiguos, antes de cualquier colonización, es un privilegio de unos pocos en el mundo moderno. Los sitios arqueológicos de Bahía proporcionan una experiencia única de contacto con la civilización prehistórica que ha habitado el interior del Estado durante miles de años. Pinturas rupestres, grabados en piedras, artefactos y fósiles comprenden un rico acervo que lleva al visitante a un viaje en vivo.

En más de 50 municipios de Bahía se agrupan cientos de sitios arqueológicos con pinturas y esculturas, dispersos en diversas partes del Estado, como en la Chapada Diamantina, en la región de la caatinga, el Cerrado y el Vale do São Francisco, en una gama de entornos donde se pueden encontrar varias tradiciones de arte rupestre. Muchos sitios arqueológicos muestran pinturas superpuestas, indicando que los dibujos fueron realizados en diferentes momentos. La estimación de datación de los tipos de pinturas se realiza mediante el análisis de objetos encontrados cerca de las pinturas y análisis de rocas que contienen estos dibujos. Por consiguiente, la participación de la comunidad local es de fundamental importancia. Algunas ciudades, como Morro do Chapéu, Lençois, Palmeiras, Iraquara y Wagner ya están trabajando con proyectos de educación y sensibilización de la población local, para administrar los patrimonios y discutir las actividades sociales que envuelvan los sitios.

La región central de la Chapada Diamantina mantiene el potencial arqueológico del turismo en el Estado. Siguiendo por la BA-052, conocida como Estrada do Feijão, son algunas de estas ricas obras de arte que cuentan la historia de la humanidad y se conservaron durante miles de años. Entre los lugares más solicitados para visita por los turistas son los municipios de Morro do Chapéu, Central y Gentil do Ouro, que agrupan alrededor de 30 sitios arqueológicos con pinturas rupestres.

Outros Segmentos

Bahia.com.br
Copyleft 2017